jueves, 12 de agosto de 2010

La dulce y amarga vida

La vida nos puede cambiar completamente en un segundo. Ella es frágil, y nosotros tenemos que ser fuertes para superar los obstáculos que nos pone en el camino a causa de su fragilidad.
Aparte de frágil, ella es imprevisible, variable, triste, amarga, difícil, pero muy en el fondo, bella.
Tiene la capacidad de darnos muchas oportunidades, y a la vez de arrebatarnos lo que queremos y hacernos mucho daño.
Me da miedo pensar que puedo perder algo muy importante para mi, y en el momento que menos me espero.
Que puedo ser la persona más feliz del mundo, y en un instante, convertirme en la persona más desdichada y desafortunada.
Por todo esto, es que pienso que no hay que desperdiciar las oportunidades, ni los momentos, ni los instantes que forman parte de nuestro día a día. En definitiva, de nuestra vida.






Cynthia ☼

1 comentario:

Cintia Fuentes Sánchez dijo...

buen texto y buenas fotos
felicidades tocaya!!
:)

Vecinos!