viernes, 9 de enero de 2015

Lo perfecto no es interesante

El sinsentido más bonito es que, 
sin saber cómo, lo perfecto no es interesante. 
Lo que transgrede y se sale de la línea ideal
tiene un poder de seducción que huye
de nuestra comprensión. 
Qué contradicción tan hermosa, 
aunque a veces dolorosa.
Un día nos colocan en el borde del acantilado. 
Y cuántas veces nos habremos tirado o dejado caer,
sin pensarlo demasiado, aun sabiendo que el abismo
podría ser más impecable, más limpio.
Pero es que lo anómalo atrapa.
Y qué voy a decir, ya no sé lo que es moralmente correcto.
Tampoco es que me interese saberlo. 

Rica. C

Vecinos!