lunes, 15 de agosto de 2011

Ella era feliz así.


Hacía un tiempo extraordinario. Soplaba el viento y el sol aportaba el calor necesario en compañía de un cielo completamente despejado para pasar un espléndido día.
La tarde se presentaba distinta, aunque a primera vista no lo pareciera. Sin embargo, ella hizo caso omiso a sus ridículas intuiciones y se dispuso a prepararse como solía hacer cada domingo.
A ella le gustaba este día por ser el más tranquilo de todos. Ella decía: "Los domingos devuelven la paz que los seis días restantes de la semana le arrebatan a las almas humanas." Por esta razón, Olivia siempre salía a las seis de la tarde a El Puente de Las Palomas con una bolsa llena de pan sobrante de toda la semana.
Como de costumbre, se vistió con una de sus múltiples camisetas hechas por ella misma. El arte, le fascinaba. Era lo único por lo que su corazón latía con fuerza y por lo que luchaba cada día de su vida. Su código de identidad, el reflejo de su personalidad, la necesidad de sentir y transmitir y el deseo de compartir sus armoniosas ideas se unían para convertirse en el motivo de su felicidad. 
Se deshizo la larga trenza y dejó caer sobre su propio peso su largo y espeso pelo castaño oscuro de leves reflejos rubios. Nunca tuvo la necesidad de cubrir sus abundantes pecas utilizando maquillaje, la naturalidad es esencial para que las cosas sucedan sin ayuda externa.
Y después de calzarse con sus tenis viejos y desgastados de color naranja, cogió una manzana roja antes de salir por la inmensa puerta de madera de su casa.
Caminaba como si volara. Por aquellas calles solitarias Olivia se sentía libre y sin ataduras. Cerraba los ojos al mismo tiempo que soplaba el viento en su cara. Inspiraba, expiraba. Era su terapia. De esta manera se despegaba de toda tensión, preocupación y desorden que pudiera ocupar su mente y su cuerpo. Era su limpieza, así se vaciaba.
Y cuando por fin llegó al lugar de destino, decidió tomar asiento en un banco frente al hermoso lago que sobrevolaba El Puente de Las Palomas. Prestó especial atención a respirar correctamente y de manera muy lenta en aquel instante. Sacó la bolsa de pan y cogió un trozo. Después lo humedeció un poco en la fuente cercana al puente y lo tiró al suelo. Enseguida llegaron al encuentro un grupo enorme de palomas desesperadas por conseguir la más mínima miga de pan. Repitió el mismo proceso hasta que no le quedaba más pan en la bolsa, y cuándo eso sucedió, las palomas la seguían por cada paso que daba como símbolo de gratitud.  Volvió a sentarse en el mismo banco mientras las aves la rodeaban con un círculo abierto y mal hecho, pero para ella, perfecto.
Sin necesitar nada más, Olivia era feliz así. Ella hacía la vida simple y bella al mismo tiempo. Porque la sencillez también es hermosa y no es necesario ponerle un  collar de diamantes a una orquídea, porque ésta ya es esplendor y admiración por sí sola.
Llenar el vacío del alma buscando la maravilla de los pequeños detalles y placeres de la vida nos hace más grandes en espíritu.




Cynthia.


PD: Las fotografías son cosecha propia.

lunes, 1 de agosto de 2011

Un nuevo intento.

Hace mucho que no escribo. Mi cabeza y mi corazón han querido continuar, sin embargo, mis manos no han sido capaces de trazar una sola letra que llevara a algo bueno.
Mil cosas me pasan por la mente al día, y no he encontrado el modo de ordenar mis ideas para expresarlas de buena forma en el papel.
Me planteo muchas cosas ante este hecho. Quiero ser periodista, escribir, ser culta, estar al corriente de todo, pero sobretodo, quiero organizarme y llegar a ser grande algún día. GRANDE.
Una meta, a mi parecer, demasiado alta para alguien que se conforma con soñar despierta y cree estar en una nube cuando realmente se encuentra a diez metros bajo tierra. Alguien que tiene miedo a escribir. Miedo a mostrarse. Y cómo no, a que la hieran.
Desde la última vez que escribí, no ha habido un sólo día en que no piense en ello. Y aquí, estoy escribiendo de nuevo.
Conozco mis limitaciones, y aunque esto no sea lo mejor que haya redactado en toda mi vida, indica mi vuelta.
Me han pasado muchas cosas que me han servido para conocerme más. Pero, si no lo intento, si no lo deseo más que a nada, si no creo en mis capacidades, ¿cómo puedo saber hasta donde llego?
Ya he dado el primer paso, ahora queda un camino largo por delante y sólo el tiempo me dirá a dónde me lleva.
La escritura me cura, me sana. Pero sacando a relucir todo lo que tengo dentro. Hoy ya puedo sentirme orgullosa.




Cynthia.

domingo, 5 de junio de 2011

Fotografía. Arte.

Arte para muchos. Insignificante para otros.







Te invito a disfrutar de mi galería fotográfica completa en Flickr. Espero que guste.

Cynthia ☼

martes, 19 de abril de 2011

Rememorar y concluir.

A veces es necesario volver al lugar de los hechos aunque duela recordar.
Porque al volver, se encuentran pistas y huellas que siempre ahí habían estado, pero que no se habían visto.
De esta forma cruel y dañina se resuelve el enigma, se descubre al culpable y se cierra el caso.
Un caso que puede quedar cerrado para siempre, o que se puede reabrir con el tiempo. Aunque en mi opinión, mejor que quede cerrado.








"Es bueno volver atrás en el tiempo para tener un mejor futuro"


Cynthia ☼

lunes, 18 de abril de 2011

Esteban Rica.


Espero que tu alma, donde quiera que esté, siempre me acompañe.

Cynthia ☼

domingo, 10 de abril de 2011

Sin ilusión.


- ¿Por qué estás tan triste? ¿Por qué, como antes, esos ojos no brillan? ¿Cuál es la razón por la cuál ya no luces esos blanquecinos dientes en medio de esos rojizos y dulces labios de azúcar en forma de sonrisa? ¿Por qué tus expresiones antes reflejaban el arco iris y ahora se tiñen de matices grises? ¿Qué es lo que ocurre? Ahora camino en un desierto de tropiezos por los trozos de tu roto corazón mientras la fina arenilla me desquebraja la piel. Un corazón que era fuerte, valiente, noble... Un corazón que parecía irrompible. ¿Por qué ya no escuchas a quién te habla? Antes te encantaba hacerlo. ¿Y por qué has dejado caer tus pensamientos e ideas en el fondo de la mar? Eran diferentes, y eso me gustaba. ¿De verdad has permitido que la nostalgia, el frío y la tristeza se apoderen de tu cuerpo, de tu mente?


- Sí, es verdad, antes era alegre, mis ojos brillaban más que el sol en pleno verano, mi sonrisa irradiaba felicidad por dónde pasaba, mis expresiones se teñían de todos los colores del espectro, mi corazón se encontraba entero y latía con tanta fuerza que podía asustar, incluso, a cualquiera que estuviera a mi alrededor. Me gustaba escuchar todo tipo de historias y hacer que los demás se sintieran bien compartiendo esos momentos conmigo, eso me enternecía el alma.
Pero me ocurrió algo. Hubo un tiempo que me encantaba nadar en el inmenso mar azul, el cuál me transmitía paz, serenidad, libertad, pasión, ilusión…
De repente, la marea comenzó a subir extremadamente, las apariencias, la falsedad, la casi inexistente inteligencia, la poca palabra y la ignorancia se abalanzaron sobre mí y me costaba respirar, me faltaba el aire, la verdad, la coherencia, la confianza, el amor…


Mis pensamientos, mis ideales, mis creencias desaparecieron para no volver en el fondo del mar. A partir de ese momento, me invadió la tristeza, la nostalgia, y como tú dices, el frío. Porque navego a la deriva, sin rumbo, sin dirección.
Ya no tengo esperanzas para la humanidad, ya no me queda ni una gota de fe para este mundo cruel y despiadado. 
Sólo queda creer que todavía quedan personas de buen corazón, con buenas intenciones, en cuyos ojos reflejarnos como almas gemelas.
De esa forma, quizás podría bucear hasta el fondo de la mar, y recuperar mis pensamientos, ideales, y mi persona.
Y podría volver a escuchar  un sinfín de historias que desgarran el alma, pero de la emoción que nos dan.
Mi ilusión sería volver a tener ilusión.
Cynthia

miércoles, 6 de abril de 2011

Frases que llegan.

"La magia del primer amor consiste en la ignorancia de 


que puede tener fin" (Miguel Rivas)




Cynthia ☼

domingo, 20 de marzo de 2011

El camino, no la meta.

Los domingos emiten en Antena 3 "Los protegidos" y en Telecinco "Aída". Obviamente, si no emitieran "Aída" los domingos, mucha gente se fastidiaría porque no les gusta "Los protegidos", y lo mismo a la inversa. Es decir, hay que poner una programación variada para un público variado. Pero, ¿qué pasa con las personas a las cuáles les fascinan los dos programas de televisión que se emiten al mismo tiempo? 
Aquí es cuando nos toca elegir. Priorizar. Determinar. Comprender que todo no se puede tener en un mismo instante. Aprender que la vida es un camino en el cuál vamos adquiriendo cosas, una detrás de otra. No todas juntas. 
Si pudiéramos tener todo lo que quisiéramos aquí y ahora, ¿qué sentido tendría nuestra vida? No tendríamos una sola razón por la que luchar. Todo estaría resuelto, y no sabríamos valorar lo que tenemos porque no trabajamos para lograrlo.
Esto va para las personas que tienen miles de opciones y no saben cuál elegir. También, para las que sólo tienen una opción delante de sus ojos y aún sabiendo que ésta no es la mejor, no quieren ver otras. Y por último, para las personas que tienen totalmente claro qué elegir, y están seguros de su decisión.

"Porque lo importante no es la meta, sino el camino"








Cynthia ☼

viernes, 18 de marzo de 2011

Más y mejor.



El ignorante tiene valor, el sabio miedo.

Yo tengo miedo. Sin embargo, estoy aprendiendo a no callarme y llenarme de valentía.

Cynthia ☼

lunes, 28 de febrero de 2011

Entre dos límites.

Deseo llegar a ese término medio que tanto anhelo. Quiero romper con la rutina, hacer locuras y arrepentirme al día siguiente. Tener una mayor visión de presente que de futuro. Borrar de mi cabeza el "no debo" y el "qué dirán". Aventurarme. Sentir el momento. Pensar que hoy es hoy y mañana es mañana. Tomar decisiones equivocadas. Comerme el mundo aunque después me coma él. Liberar mi mente. Hacer lo que me apetezca. Pero todo esto, sin perder mi esencia.


Cynthia.

domingo, 13 de febrero de 2011

"No necesito tener alas para poder volar"



Cynthia.

domingo, 6 de febrero de 2011

No se puede vivir sin ilusiones.

"La madurez implica vivir instalado en el presente, teniendo digerido el pasado y estando abierto hacia el porvenir, que es la dimensión más importante de la temporalidad."  (Libro de filosofía 1º Bach)






ROJAS, E., El hombre light. Una vida sin valores.
Temas de Hoy, Madrid, 1992.

sábado, 29 de enero de 2011

Old camera Praktica BC1



ARTE

Cynthia.

viernes, 28 de enero de 2011

Marilyn Monroe


Si tuviera que decirte algo, sería:
Vive tu vida... ahora. (Marilyn)

Vecinos!