martes, 29 de junio de 2010

Hoy brindo por ello

Ahora creo que da igual equivocarse
lo que importa ahora, es guiarse por el corazón.
Porque la felicidad no está siempre en los momentos felices.
Los momentos de llanto, de rabia, de inestabilidad
forman parte también de la felicidad.


El miedo en todos los aspectos nos limita, nos asusta, nos paraliza.
Pero al fin y al cabo, nos hace fuertes. Nos hace precavidos.
La indecisión, nos lleva a situaciones extremas de angustia. Angustia que es difícil de llevar.
Lo que causa la indecisión quizás es lo que también provoca la propia indecisión.
Hay que escoger y decidir lo que nos conviene. Pero a veces, es mejor guiarse por lo que queremos, cuando no se sabe lo que hacer.









 Y vale, "¿Y si me estoy equivocando?" o "¿ Y si voy por buen camino?"

Eso creo que no hay persona que me lo pueda decir, a menos que no lo compruebe por mi misma.

El riesgo proporciona inseguridad, pero también emoción.

He podido sonreír, he podido llorar. Y como ya he dicho, todo eso forma parte de la felicidad. O eso es al menos lo que yo creo, o de lo que yo me he dado cuenta, aunque haya tardado tiempo. 
Todo es relativo, dependiendo de la perspectiva de cada persona.


Yo, desde mi punto de vista, he podido observar a los demás, he pedido consejo, y he podido analizarlo todo.
Y muchas cosas son ciertas. Se puede aprender tanto de los demás.
Muchas veces pensé que nadie me comprendía, que nadie estaba en mi situación, que era rara, que me costaba encontrar la forma de ser feliz.
Pero descubrí que hay mucha gente igual que yo, que siente, que se preocupa, que le cuesta encontrar lo que busca. Pero si no costara, ¿que mérito tendría?

Todos ellos, personas a las que les doy un millón de gracias, por darme la oportunidad de aprender de ellos.
Porque en el fondo, todos vivimos una misma realidad, relativa entre las personas, pero a fin de cuentas, la misma.

Ahora sí, estoy decidida.
Brindo por los impulsos, por los arrebatos, por los instintos...
Como si quiero que me importe algo, o como si quiero pasar de todo.


Brindo porque soy feliz, aunque no tenga todo lo que yo quiera. Soy feliz. No tengo causa de porqué no serlo.
Brindo también, porque conseguiré lo que me proponga.
Porque me da igual si los sueños parecen imposibles, son sueños. Son mis sueños.
Brindo porque soy joven, lo que me da derecho a vivir sin límites. 
Brindo porque hoy, por fin, he despertado de la pesadilla en la que me encontraba. Porque me he dado cuenta de las cosas.
Hoy brindo, porque soy la Srta. PDPT. Soy la Señorita Perfectamente Diseñada Para Triunfar.
Voy a dejar la modestia aparcada en el parking un rato.
He sido muy modesta durante todo este tiempo, ya es hora de que me quiera un poco más.



Cynthia ☼











domingo, 27 de junio de 2010

Aunque me arrepienta

Ya no tengo fuerzas para seguir.
Lo dejo, dimito.
Y se que no debería hacerlo, porque cada vez me gusta más.
Me sienta mirarlo, observarlo, y estar pendiente.
Pero si no lo hago, tampoco estaré bien.
Dije que lo intentaría, pero me resulta muy difícil.
Ahora, aunque duela, lo dejo todo por la mano.
Que surja lo que tenga que surgir.





















Cynthia ☼

sábado, 26 de junio de 2010

El placer de aburrirse


Viviendo momentos importantes y esperados, en los que tenga el honor de disfrutar de mí misma, yo sola, de mi propia compañía. 

Momentos para pensar, descubrirme, encontrarme y ser completamente auténtica.
Momentos para buscar algo gratificante que hacer, o momentos en los que tengo el gran placer de poder aburrirme.
Todo el mundo se suele quejar de no tener nada que hacer y de aburrirse, pero en ocasiones, esos momentos se convierten en necesidades del ser humano.


Cynthia ☼

lunes, 21 de junio de 2010

Es tiempo de organizar el tiempo


Es tiempo de pensar. Es tiempo de despedirse, de recordar y emocionarse. De rememorar lo que fui y enorgullecerme de lo que soy. De revivir aquellos momentos que me llenaron de inmensa felicidad, con esas personas increíbles que dudo poder olvidar.
O aquellos momentos en lo que sentía que nada iba bien.
Es tiempo de decir: Adiós. Y cerrar una enorme etapa de mi vida, para decir: Hola. Y abrir un nuevo camino donde poder andar con nuevas experiencias e historias que llenen mi vida de carismas.
Es tiempo de reír y de llorar. Es tiempo de besar. De celebrar y aburrirse. Es tiempo de sentir y abrazar. Es tiempo de hacer locuras, y de rebelarse. Es tiempo de cambiar. Es tiempo de vencer al miedo. Es tiempo de organizar el tiempo.
Ahora puedo decir: Soy libre, puedo hacer lo que desee, y puedo probar muchas cosas nuevas. Soy libre para tomarme este tiempo para pensar y ordenarlo todo, incluso tirar aquello que no sirva. Soy libre para decidir correctamente
cómo seguir.

Cynthia ☼

Vecinos!