sábado, 28 de agosto de 2010

Hermosa sensación

Me gusta salir recién mojada del agua del mar y recostarme en la orilla boca abajo mientras me sigue mojando la poca cantidad de agua que sobra de las olas, envolviéndome en una suave y fría caricia.
Comienzo a tocar la arena con las manos, se me queda pegada por todo el cuerpo, y me encanta palparla, su tacto me fascina. Sobretodo cuando va absorbiendo el agua del mar que llega y se queda unos segundos formando diminutos charcos.
Luego me coloco boca arriba, me siento de lado, y hago círculos en la orilla, primero con mi dedo índice, y luego con toda la palma de la mano.
De vez en cuando, las olas calmadas salen de su rutina, y chocan contra mi cuerpo, empapándome completamente, provocando en mí un inesperado escalofrío.
La mejor sensación de todas, es cuando me levanto sucia y hasta con arena en la cara, y corro hacia el mar tirándome de cabeza, sintiendo como cada grano de arena gruesa que se apoderaba de mí, se alejaba para no volver más, dejando mi cuerpo completamente limpio y despojado de suciedad, excepto de fina sal.






Cynthia ☼

3 comentarios:

Ana dijo...

Que sensación tan maravillosa *__* Me encanta!

Elena Grohl Cobain, dijo...

Me expreso en fotos coño xDDDDDDDDDD jajaja esas tardes en la orilla de la playa de Puerto Naos... Lo mejor de eso? LAS CHARLAS :D

Elena Grohl Cobain, dijo...

Yo que sé Cyn, gente para todo hay en este mundo... mira la última entrada:D

Vecinos!