martes, 7 de enero de 2014

Ganas de

Ahora, más que nunca, quiero volar. 
Volar. Volar mucho. Volar muy alto.
Y que no sea sólo de vez en cuando.
Pero, eso sí, controlar siempre la altura
a ver si después la caída,
termina siendo poco blanda y amarga.

Rica. C


No hay comentarios:

Vecinos!