jueves, 12 de junio de 2014

Un viernes

Me mantengo despierta escuchando tu voz,
y el deslumbramiento de tus ojos
me quema la piel,

esa que se muere por el roce de tu aliento
y las caricias de tus dedos,
salvajes y delicados.

Rica. C

No hay comentarios:

Vecinos!